sábado, 9 de enero de 2016

"EL TIERNO CANTAR DEL TROVADOR".



"EL ROMANCERO TROVADOR".

.- Escuchaba en mi balcón
una dulce  serenata,
para el corazón es grata...
Es ardiente; con pasión.

Perdida aquella ocasión;
de aquello que he celebrado,
miserias de la razón...
Lo que oí; me había encantado.

La serenata ha cambiado;
son murmullos de protestas,
son canciones que se aprestan...
Con comienzos olvidados..

Su trova me ha recordado;
historias de las maldades,
varones acobardados...
Hechos de calamidades.

Cantares con sus pesares;
de sus amantes injustas,
lo que oigo me disgusta...
Con mi alma y sus cantares.

¿Son injustas las edades;
planteando mi quehacer?,
en la maldad no hay bondades...
Sólo es saber escoger.

Cantan sólo al vil placer;
.-¿sois acaso lo que amáis?,
si estos vicios no dejáis...
¿Como habláis de la mujer?.

Las tendréis que proteger;
no extreméis la violación,
con la aguja de tejer...
Se encuentra con la razón.

Me tiembla hasta el corazón;
no soy insensible a tal hecho,
¡miradme que hermoso pecho!...
Hay música y hay pasión.

Indestructible ración;
olvidad ser orgulloso,
seguid pues vuestra canción...
Con esos tintes graciosos.

Vuestro comienzo es hermoso;
y cambiasteis a los pesares,
contando serias verdades...
Con tonos muy rencorosos.





.- ¡Lo siento mi hermosa dama!;
si no os gusta mi canción,
mientras estáis en el balcón,
Es mi corazón quien llama.

Veo abiertas seis ventanas;
son damas de este lugar,
en sus cabezas veo canas...
También me pueden juzgar.

Estoy solo y sin hogar;
sin dinero no me hospedo,
y comer apenas puedo...
Con canciones he de pagar.

.- Ya no existe en el lugar;
corazones bondadosos,
sólo usureros babosos...
Que son ruines para dar.

Su oro es para sangrar;
con su leyes y ensamblajes,
y a los pobres apurar...
Y hacer un buen encaje.

Pero son necios malájes;
que son gente con buen pico,
por eso llegan a ricos...
Y eso llena sus marcajes.

Os daré un buen hospedaje;
con variadas comidas,
estoy sola y mal querida...
Y a cambio os daré trajes.

.- Mis canciones es mi bagaje;
no espero que os encantéis,
infortunio de los gajes...
Que tanto vos conocéis.

.- Os pediré que cantéis;
¿y si os place mi cuerpo?,
que los dos estamos cuerdos...
Y yo espero que me améis.

"Guti"."El romancero".