jueves, 14 de enero de 2016

"UNA PASIÓN LARGA Y COMPLEJA".


 https://scontent-mrs1-1.xx.fbcdn.net/hphotos-xtp1/v/t1.0-9/11070977_696903313754750_681361945653621130_n.jpg?oh=897c8d1646ddf85269c4c0336b6aa0fc&oe=573EE4CE

"EL CAMBIO FUE ACEPTABLE".

.- Soy un amante notable;
soy un varón muy ardiente,
mis juegos son muy loables...
Son muchas mis pretendientes.

Las urgencias más recientes;
son mujeres que me llenan,
rubias; morenas y decentes...
Que ríen como las hienas.

Hay mujeres que son buenas;
son muy tiernas y alocadas,
si las tempestades truenan...
¡Felices si son  amadas!.

Oia muchas llamadas;
de mujeres muy preciosas,
varias tenía alarmadas...
El resto eran hermosas.





Ella esperaba acostada;
yo la dejé por la tarde,
no la he visto levantada...
Tenía caliente sus carnes.

Esperarla seria en balde;
era muy joven la moza,
yo traté de contestarle...
Siendo joven y orgullosa.

La casa era silenciosa;
vi su boca enfurruñada,
era una imagen preciosa...
Me despedí en la entrada.




La morena tenia amante;
desnuda y sin vestido,
su marido vigilante...
¿Dirán que soy pervertido?.

Soy un hombre divertido;
canto en orfeón; y la tuna,
lo que hayan convenido...
Yo soy pobre y sin fortuna.

¡Nunca les pedí la Luna!;
sólo les pedí un momento,
como varón sólo hay una...
La que me da este tormento.

Reina en mis pensamientos;
es recatada y graciosa,
linda como un monumento...
Agradable y orgullosa.


 


Ella esperaba encamada;
con una taza en la mano,
me miraba descarada...
Con calcetines azul claro.

Con desdén; como a un esclavo.
vi sus sonrisa graciosa,
potentes pechos y bravos...
Mirándome maliciosa.

Hermosa linda y preciosa;
con un cuerpo impresionante,
sus líneas eran hermosas...
Con eso he dicho bastante.

Me sobran las consonantes;
yo la amaba y pretendía,
la quería como amante...
Por dentro me maldecía.

Al cabo de pocos días;
se presentó una señora,
me dijo lo que quería...
Entre lágrimas me implora.

Sentí penas pecadoras;
viéndola granada y fija,
como una mujer deudora...
¡No tolero que me exijan!:

.-Deje tranquila a mi hija;
feliz y muy bien casada,
ya no hay quien la corrija...
Y yo; estoy muy cansada.

Sus palabras me alarmaban;
con sus labios sonriendo,
sabia que era desposada...
Yo la estaba socorriendo.

.- Señora no le comprendo;
¿a que viene este teatro,
si no me grita; la atiendo?...
Por favor; pase a este cuarto.

Se calmó al poco rato;
yo note cierta dulzura,
miraba un lindo retrato...
Era mujer de cultura.

Tenía una hermosa figura;
su linda cara y su cuerpo,
ya no se si estaba cuerdo...
Sólo viendo sus locuras..

Hablándome con soltura;
serena y muy graciosa,
aplicando con fortuna...
Su formación orgullosa.

Tan joven y tan hermosa;
¿su hija de treinta años?,
sería tan linda y preciosa...
Con parir sin tener daños.

Y prosiguió sin engaños;
y yo admirando sus pechos,
era como oro en paño...
Abundantes y derechos.

En su mirar no hay desprecio;
vi en sus ojos admiración,
al final entró su precio...
Y eso en mucho lo cambió.

.- Viuda en esta ocasión;
yo vivo sin ataduras,
olvidemos su traición...
¡Y tendréis mi alma pura!.

¡Os gusto veo sin dudas!;
yo leí vuestros poemas,
con sus historias oscuras...
Que a mi hija les dio pena.

Caprichosa es su condena;
conozco los hombres duros,
lo reconozco y me apuro...
Y vuestra imagen es buena.

Soy mujer plena y morena;
sentí serias mordeduras,
le admire y es mi condena...
Historias con su hermosura.

.-No tengáis ninguna duda;
acepto este cambio hermoso,
acepto esta nueva muda...
¡Como un amante; orgulloso!.

Os veo pechos poderosos;
con sus pezones potentes,
suelo ser muy malicioso...
Y muchas veces inocente.

Vuestro cuerpo es diferente;
quiero veros en mi cama,
poder besaros la frente...
Y aplacaros vuestras ganas.

Abriré mis dos ventanas;
os cubriré con mis besos,
en la noche y la mañana...
Como un suculento queso.

.- ¡Soy mujer!; no quiero eso.
Yo soy un fuego al completo,
no os quiero como un preso...
¡Os quiero ver muy contento!.

No quiero ver más entuertos;
quiero un amante con celos,
que acabéis medio muerto...
Que también; veáis el cielo.

Que vos seáis muy fiero;
me curéis viejas heridas,
que al final diga;¡os quiero!...
Y me sienta muy querida.





 Son cosas muy divertidas;
 ¿os gusta mi desnudez?,
ganemos varias partidas...
Y comencemos a la vez.

En ambos subió el placer;
desnudos en aquel cuarto,
un varón y una mujer...
Cumplieron aquel buen trato.

Perversión en cuatro actos;
con locura y amargura,
los dos pagaron el pato...
¡Viviendo historia oscuras!.

Las noches fueron muy duras;
demacrados y angustiados,
con sus bocas medio mudas...
Como infieles apaleados.

"Guti"."El romancero".