sábado, 10 de noviembre de 2018

"PASO REVISTA A MI VIDA".


 La imagen puede contener: 1 persona, sentado

"LA VIDA ES CORTA Y OSCURA".

.- Soy mujer bella y madura.
Me dicen que soy hermosa.
Mis cicatrices se curan...
Y hoy me encuentro orgullosa.

Veo infamias generosas.
Porque son pecados leves.
Gritan que sera muy  breve...
Altruistas y venenosas.

Las mujeres son preciosas.
Pero hay que tener buen tino.
Algunas piden sus cosas...
Teniendo un buen destino.

Me escogerán un buen vino.
Y un buen porro con salero.
La realidad contravino...
¡Quitense bien el sombrero!.
 
Hay que ser siempre el primero.
Llegando siempre a buen puerto.
¿Si sois buenos caballeros?...
¿Supongo que no sois tuerto?.

Y lo que viene es un cuento.
Son palabrotas vejadas.
Berborrea despellejada...
Sin destino y sin encuentro

Hoy lo veo mas despierto.
Se ve que esta enamorado.
Más sonriente y abierto...
Se ha acercado y me ha besado.

¿Si no esta muy despejado?.
Palabras que lleva el viento.
Voy leyendo y no lo entiendo...
Más escritas se han quedado.

Hoy lo he visto entusiasmado.
Para ser el primer encuentro.
Como varón lo he admirado...
Él entra en mi presupuesto-.

Quiero explicar el entuerto.
¿Porqué la sangre es veneno?.
Es mi cielo y le venero...
Los embustes quedan muerto.

Aún tendremos más encuentros.
Quiero vivir realidades.
Sentir su furia en mi centro...
Y cumplir mis vanidades.

Y a decir de las verdades.
Este vino es puro ungüento.
Borracha contando el cuento...
No conviene a estas edades.

Me metí en berenjenales.
Siempre por pura ambición.
Para muchas no les valen...
Para otras la traición.

Enlace en su absorción.
De su esencia más divina.
Son palabras sibilinas...
Que porta enajenación.

Falta la imaginación.
Para esta historia tan cruda.
Aunque es real la ambición...
Veo los luceros y la luna.

Con la expresión más oscura.
En donde constantemente.
Cerebros muy indecentes...
Arden con propia locura.

Sólo sueños sin cordura.
A destiempo e inocentes.
También existe el decente...
Y los hay con cara dura.

Despejada esta la luna.
Los luceros hay que verlos.
No tener esa fortuna...
Es amarlos y quererlos.

Maravilla es parecerlo.
Son brillantes y siniestros.
El pasado ya no es nuestro...
Nos obliga a padecerlo

En la cama hay que hacerlo.
Él me sirve de montura.
Tiene empuje hay que verlo...
Yo me aplasto en su cintura.

Me bamboleo con soltura.
Su pluma en mi tintero.
.- ¡Más rápido caballero!...
¡¡Dios mio es una locura!!.

Viendo su cuerpo que suda.
Mis pechos contra su pecho.
No veo mis partes oscuras...
Mis ojos se van al techo.

El catre es justo y estrecho.
Dos veces se queda quieto.
Yo cuatro veces y lo aprieto...
¡Yo siempre tengo derechos!.

"Guti"."El Romancero".