martes, 30 de marzo de 2021

"EL ASOMBRO DE UN CABALLERO".

"CON SUS TACONES Y TUPÉ".

.- ¿Si encuentras en un descuido?.
Sin traje y semidesnuda.
Tras el follaje se escuda...
Podrías ser bienvenido.

¡No seas un pervertido!.
Ni seas un cara dura.
Hay casos muy divertidos...
Esos defectos se curan.

La boca se queda muda.
A cierta dama o mozuela.
¿Si un abrazo le consuela?...
No tendrás ninguna duda.

Las historias son oscuras.
Eso murmura la gente.
Con ingenio y con locura...
En la cama seas potente.

Como poco es indecente.
Eso ocurre en la frontera.
En las camas de madera...
Donde abunda mala gente.

Hay descuidos negligentes.
Cada cual con sus maneras.
Se activa y es permanente...
Las pasiones verdaderas.

La sardina por montera.
Tan reseca y estrujada.
Ella ve la rebanada...
Se caldean tus perneras.

Es tiempo de primavera.
El tenorio en movimiento.
Bajáis por las escaleras...
En la puerta se oye el viento.

Más esperad un momento.
Hay abrazos con detalles.
La dama es un monumento...
No espera que se desmaye.

Aunque mil veces la halles.
¿Vive Dios no es ésta aquella?.
Ya no queda ni la huella...
Que la vi en aquella calle.

La frescura de aquel valle.
Resaltó mi sufrimiento.
Frenando antes que estalle...
Entregué mi rendimiento.

Como un plenilunio incierto.
Donde ayer mismo menguasteis.
Sin tener ningún desgaste...
Sin hacer mas movimientos.

Cabía en un pequeño cesto.
Y hoy ocupa media plaza.
Me preocupa siendo cierto...
Ante un gran balcón se alza.

Lleva sombrero y avanza.
No te canses en reflexiones.
Con los postizos y tacones...
Hasta los balcones alcanza.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.