domingo, 27 de mayo de 2018

"UN FINAL ALGO ESCABROSO".


 La imagen puede contener: 1 persona, sentado

"MI DAMA VOLVIÓ A MI ENCUENTRO".

.- El mundo es como un pañuelo.
Vinieron nuevos vecinos.
Con sus rasgos filipinos...
Una dama que era un sueño.

Gordo y calvo era su dueño.
Sus ojos eran preciosos.
Una cruz llevaba al cuello...
Con unos pechos gloriosos.

Buscando siempre lo hermoso.
Según gustos ordinarios.
Siendo algo extraordinario...
Con hoyuelos muy graciosos.

Con sus gestos generosos.
Mirándome dijo; hola.
Me vio mis ojos viciosos...
Vestía como una mora.

Cada noche queda sola.
Y yo buscando placeres.
El buen vino y las mujeres...
La buena playa con olas.

En los campos de amapolas.
No hay altos edificios.
Crecen chumberas y moras...
También creces sus indicios.

Soy marinero de oficio.
Yo siempre busco un buen puerto.
Que envilecen más mis vicios...
Para gustos estoy dispuesto.

Un lobo de mar ha puesto:
Con victorias soy feliz.
Soy marinero y apuesto...
Hoy me ha vuelto a sonreír.

Sentada en el jardín.
Yo me arrimé a su vera.
Las noches en primavera...
Entre rosas y jazmín.

¿Que podría ver en mi?.
Yo veía sus lindas curvas.
Yo jamás lo presentí...
Con las ideas baturras.

Nunca sabré lo que ocurra.
Esto suavizó mi vida.
Los vicios nunca se olvidan...
Con aventuras tan burras.

Mucho hablé; que no se aburra.
La conquista es un deber.
Aquellos que la concurran...
No sea la primera vez.

Al cabo de casi un mes.
La abracé por la cintura.
Tan tierna fue su dulzura...
Que para mi fue un deber.

No fue su primera vez.
La atraje hacia mi pecho.
En su cara pude ver...
Practicó antes los hechos

Sus voluminosos pechos.
Entre mis manos y mis dedos.
Entre abrazos tan estrechos...
Contra el vestido y su velo.

Besos caricias y anhelos.
Acabamos sobre el banco.
Se subió el vestido blanco...
No siendo mujer de hielo.

En sus ojos no había miedo.
Lucían como luceros.
En su labios vi un te quiero...
Me comporte algo grosero.

Vi ternura y desespero.
Sus ojos eran dos estrellas.
Cayó a tierra la botella...
Y también su monedero.

Agarré bien su pandero.
La reduje en su avance.
¡Por fin le vino el tercero!...
Lloraba y quedaba en trance.

Seis años duró el romance.
Yo noté en sus ojos celos.
Como mujer era un cielo...
¡Juró que quería quedarse!.

Su marido al enterarse.
Dispuso un divorcio largo.
Para poder plantearse...
El denunciarme con cargos.

"Guti"."El Romanceo".