martes, 20 de febrero de 2018

"HAY QUE RESPETAR LA PROSTITUCIÓN".


 La imagen puede contener: una persona

"EL FRENO DE LAS VIOLACIONES".

.- Las putas son buena gente.
Hacen muy bien su trabajo.
Violaciones recientes...
Crean índices muy bajos.

Tienen conductas de hartazgos.
Aprecian sus arrebatos.
Arriba o bien debajo...
Muchas que pagan el pato.

Y prosigo en mi relato.
Con mi cuerpo y con mis pechos.
Para mi no había tal trecho...
Aquel era un buen retrato.

Como mujer tengo tratos.
Como chulo tengo un hombre.
Sus enfados no lo acato...
¡Os lo vendo!; quien lo compre.

Quiero un varón que no estorbe.
Que en la cama no me dañe.
No me importa que sea pobre...
¡Que sea limpio y que se bañe!.

De nuevo estaba en la calle.
Prostituyendo mi cuerpo.
Sus amigos como cuervos...
Que los quemen donde se hallen.

Mi ciudad en un gran valle.
Prolífico de viajeros.
Mis clientes que se callen...
¡Inutiles pendencieros!.

Conocí a un extranjero.
Le expliqué toda mi historia.
Calamidades sin gloria...
Guapo mozo y con dinero.

Era un corrupto banquero.
Se enamoró de mis ubres.
Compró un chalé con terreno...
Coche y bar; como es costumbre.

Con él me casé en octubre.
Fue un comienzo con apaños.
Limpiando su podredumbre...
Político con escaño.

Hoy he cumplido más años.
Tengo tres hijos y dos nietas.
Sigo igual con buena dieta...
Comer sano no hace daño.

Mi placer lo hacia en el baño.
El banquero era impotente.
Enfermo llevaba años...
Era un vago resistente.

Hoy es un hombre inocente.
Hacer el amor me gusta.
Él me volvió más decente...
El follaje no disgusta.

Esta es mi historia; soy puta.
Yo conocí a un buen hombre.
Este me entregó su nombre...
Viví como prostituta.

Hay quien  nace y no le gusta.
Busco nobles y banqueros.
Uso grilletes y fusta...
Con iconos molineros.

Me atraía más el dinero.
El cariño vino luego.
Para mi fue como un juego...
Con un guapo marinero.

Me divorcie del banquero.
Aún soy mujer de bandera.
Como rico era el tercero...
El que se arrimó a mi vera.

Esta historia es verdadera.
No he mentido en los detalles.
De prostituta en la calle...
A princesa de verbena.

Me gustan los que envenenan.
Sobre todo los golosos.
Les libro de sus condenas...
De vicios a los orgullosos.

Aquel dicho lujurioso.
"Que impúdicas las mujeres".
¿Si son buenas en sus placeres?...
¡Se casarán con famosos!.

Ya tengo amantes dichosos.
¡Pronto cumpliré setenta!.
Mi cuerpo fue muy glorioso...
Siempre me dejó contenta.

"Guti"."El Romancero".