lunes, 29 de enero de 2018

"UNA MUJER PELIGROSA".


 No hay texto alternativo automático disponible.

"UN SUEÑO HECHO MUJER".

.- Preciosa y muy modesta.
Pizpireta y muy graciosa.
Admirarla me molesta...
Siendo bella y tan hermosa.

Con su curvas ostentosas.
Busca nuevas relaciones.
Siendo mujer peligrosa...
Un amante en tradiciones.

Era un portento señores.
Mi vecina la de enfrente.
Le cantan los ruiseñores...
Con su carita inocente.

Con volumen atrayente.
Eran dos bellas razones.
Tan grandes y tan potentes...
Que causaban sensaciones.

Estima mis sensaciones.
Es morena y descarada.
Disfruta con las traiciones...
Pero busca ser amada.

Con sus picaras miradas.
Atraía hacia su persona.
Tan recia y tan estirada...
Que conmovía la zona.

Era una hermosa paloma.
Evocadora de apaños.
Surcaba el cielo y la loma...
Causando el mínimo daño.

Cuando tenia veinte años.
Ya prometía lindezas.
Comenzaba sus engaños...
Con su orgullo y su belleza.

En el fondo había tristeza.
El amor sólo pedía.
Muy triste sobre la mesa...
Sus miradas me perdían.

En topless la vi yo un día.
¡Madre Santa del Calvario!.
Que hechuras; nadie diría...
Que su cuerpo era ordinario.

Con un cuerpo extraordinario.
Aunque algo caprichosa.
Se iba a los balnearios...
¡Que hermosura más graciosa!.

Alta culta y orgullosa.
Cuando la veo se estrena.
Siento diez mil mariposas...
Y se activa mi condena.

Siendo tan linda y morena.
Con pechos impresionantes.
Tan bella como un poema...
Los hombres le iban delante.

Una diosa en su estardante.
En amores era famosa.
Una mujer tolerante...
Muchas veces era celosa.

Tan bonita y tan hermosa.
Procuraba no hacer daño.
Sus vestidos color rosa...
En su cara vi el engaño.

Cuando cumplió pocos años.
Yo creo que a los veintinueve.
Ya era una mujer de apaño...
Con todo lo que se mueve.

Hay amantes que se mueren.
Tenia muchos admiradores.
¡Conquistadores!; eso duele...
Siempre son muy habladores.

Pueblerinos y labradores.
Con las mozas se convocan.
Habían zorros soñadores...
¡Los tenorios se equivocan.

Soñé con su hermosa boca.
Soñé que ella me besaba.
Me quería como una loca...
Y a mi vez; me despertaba.

Me abracé a mi almohada.
Los sueños nos alimentan.
Tenia mi cama mojada...
¡Olia a canela y menta!.

"Guti"."El Romancero".