martes, 21 de julio de 2020

"ME ENCONTRÉ LIBRE Y FELIZ".


La imagen puede contener: 1 persona

"¿PARA QUE SIRVEN LAS DENUNCIAS?".

.- Como mujer me valoro.
Me estoy mirando al espejo.
Ahora me queda el decoro...
Veo muy tersos mis pellejos.

Pedí favores y consejos.
A un hombre bueno y honrado.
Era maduro algo viejo...
Que también fue maltratado.

Su amigo era divorciado.
Y su ex mujer entre rejas.
Tuvo un amante casado...
Una unión algo compleja.

Mi ex marido y su bandeja.
Terminó pronto en la trena.
Tras mis denuncias y quejas...
Un Fiscal y un Juez lo frena.

Como hombre daba pena.
Borracho a nadie quería.
Me acosaba y me envenena...
Cada vez màs me perdía.

Las broncas eran cada día.
Es la ira que me alienta.
Pero en las noches me hundía...
Los maltratos le alimentan.

¡Mujeres que estáis en venta!.
Denunciar vuestros maltratos.
Que los bellacos no mientan...
¡No le hagáis tanto teatro!.

Yo pasé muy malos ratos.
Al principio era amada.
De novios me hacía retratos...
Me reñía y me maltrataba.

Ahora estoy desorientada.
Le ha cambiado la bebida.
Cuenta que son despedidas...
Con las drogas aumentadas.

Llorosa y desconsolada.
Mi marido respondía,
Que mejor le convendría...
Teniendo la lengua atada.

Con buenos palos bastaba.
Me rompió varias costillas,
Con amigos me engañaba...
Yo era tierna, una chiquilla.

Me golpeó con la silla.
Borracho yo le temía.
Su mala lengua y rencillas...
Drogándose cada día.

Que la lengua que él tenía.
Era de un hombre educado.
Me encerraba si podía...
Siendo un pobre desgraciado.

Mis heridas me han sangrado.
Huérfana y sin familiares.
De novios me había amado...
Siguieron calamidades.

Prohibió mis amistades.
Mis noches eran de veneno.
Ahí comenzó mis males...
Trabaje y gane dinero.

Tuvo unos padres severos.
En privado tenían vicios.
Muy soberbios y altaneros...
Haciendo maldad de oficio.

Se educó entre maleficios.
Su madre una bruja amena.
Recogiendo beneficios...
¡Nunca fue una dama buena!.

Hoy llueve y veo que truena.
Conseguí un buen divorcio.
Mi ex marido esta en la trena...
¡Al final hice negocio!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.