lunes, 23 de agosto de 2021

"PAGUÉ POR UNA NOCHE LOCA".

"¡OTRA VEZ DE RECONQUISTA!".

.- Los enfados entre parejas.
Lo ha logrado y siento miedo.
No quiero verla entre rejas...
La veo fría entre hielo.

Su mirar es como un cielo.
Sus ojos como la noche.
Con gargantilla y un broche...
Al mirarla siento celos.

Varias trencillas en su pelo.
Lindos labios y bella boca.
Nace en mi el desespero...
¿Que esperaba?: Es lo que toca.

Mi corazón se desboca.
Mis miradas son ardientes.
Ella postrada e inocente...
Me mira como una loca.

El destino se equivoca.
En el presente la admiro.
Sueño sus besos y su boca...
Su cuerpo es un delirio.

Su belleza es la de un lirio.
Siento tamaña impresión.
Se me rompe el corazón...
¡Por un beso y sus suspiros!.

Por este amor tan querido.
¡Siento pasión siento miedo.
Me siento triste y herido...
Me aguanto y mudo quedo.

Un beso envía con sus dedos.
A un complaciente amante.
Un tenorio y un tunante...
Entra frío en mis anhelos.

Siento rabia y tengo celos.
Pero apelo a la prudencia.
Noto el final del deshielo
En el amor todo es ciencia.

Mis suspiros de impotencia.
Con mis penas y arrebatos.
De mi mísera existencia...
¡Lucharía como un jabato!.

La vida es como un teatro.
En el amor hay conquistas.
Hay tunantes anarquistas...
En la cama y en el cuarto.

Era más humano el trato.
Tanta gente no era justo.
Había gente sin contratos...
¡Eso sí que era un disgusto!.

Lo que si declaro un punto.
Pleno de satisfacción.
Ella es pura tradición...
¡Pero ahora estamos juntos!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.

"LA PANDEMIA NOS HABÍA SEPARADO".

 

"MI SUEÑO FUE REALIDAD".

.- Hoy tengo limpias mis manos.
Cataluña es un desmadre.
Mis familiares lejanos...
Botellones por la tarde.

En Madrid es lo que arde. 
Siguen plenos con sus vicios.
Los adultos con su oficio...
Las mozas son las que barren.

La policía que agarren.
A los socios y los enanos.
Las mocitas que se guarden...
Las magrean con la manos.

Estamos en pleno verano.
Era un bello amanecer.
El sol era más humano...
Los pirómanos a crecer.

Los bosques es de merecer.
Bajó las temperaturas.
Las calles no están oscuras...
Dejaban de anochecer.

La imprudencia y el placer.
Los turistas sin camisas.
Las mujeres de buen ver...
Caminaban muy aprisa.

El aire y la fresca brisa.
Enorgullecía mi alma.
El cielo estaba en calma.
Oigo cercanas las risas.

Los infantes con sus prisas.
Con sus madres, mis vecinas.
Otras miran lo que guisan...
Viendo varias en sus cocinas.

Mi bella y linda vecina.
Veo en su pelo dos rosas.
La veo triste y hermosa...
Morena y con brillantina.

Que hermosura de vecina.
Sus ojos miran al suelo.
Sus posturas son de fuego...
Descansa bajo una encina.

Hasta los ciegos se animan. 
Yo toqué sus grandes pechos.
Miré por si habían vecinas...                                  
¡La abracé y le di seis besos!.

Con su permiso y derechos
Cerré la puerta de casa.
La pasión a la balanza...
¡Exquisito el berberecho!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.