sábado, 19 de septiembre de 2020

"LA PROMESA DE UNA CASADA".




"EL AMOR ES UN DEBER".

.- Aunque no encuentro ni acierto.
Las pesadillas de anoche.
Con este cruel desconcierto...
Con tanto y tanto trasnoche.

Entre los ruidos de coches.
Con tu fragancia de rosa
Estamos toda la noche...
Eres bonita y hermosa.

Mis carnes son olorosas.
Me dabas lo que pedía.
Mis delanteras preciosas...
Son tuyas y las querías.

.- Todo el mundo lo diria.
Muy petulante y arisca.
No cambias en muchos días...
Como mujer eres rica.

Contentar a los que explican.
Gritarles a mis vecinas.
Las minorías se pican...
Y te los quitas de encima.

.- Cruel futuro vaticinas.
¿Veo odio o son rencillas?.
Tu opinión es peregrina…
Con tantas cosas sencillas.

Tengo mesa y cuatro sillas.
Hoy me sobra el alimento.
A mi casa hay cuatro millas...
Tanto andar pierdo el aliento

Lo que atrae tu desaliento.
¿O es cariño como hermano?.
Que creí por un momento…
La raza de buen humano.

.- Yo vivo bien como urbano.
La ciudad siempre es golosa.
Lo hay bueno y habrá malo...
La tierra es maravillosa.

No te engañes amada rosa.
Que tus placeres y derechos.
Por ti deben muchas cosas…
Siendo notables los hechos.

Cuando he besado tus pechos.
Y abrazado tu cintura.
Tus miradas iban al techo...
Notaba tus carnes duras.

En tus ojos había frescura.
Tu ronroneo y gemidos.
Con momentos de locura...
Tu esposo yacía dormido.

.- Yo todo te lo he ofrecido
Mi marido lo ha querido.
Él cumplió su cometido...
Su buena face ha vivido.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.