domingo, 31 de mayo de 2020

"¡POR FIN TODOS SOMOS IGUALES!".




"¿NO QUERÍAMOS LA IGUALDAD?".

.- Soy mujer seria y casada.
Tengo un marido impotente.
Vivía medio separada...
Dejé de ser inocente.

Me propuse ser valiente.
Corroída por las llamas.
Me lancé por los salientes...
No me anduve por las ramas.

El mar es una gran dama.
La belleza va por dentro.
Hay muchos que la reclaman...
Sin ningún impedimento.

Es cuestión de sentimientos.
La mar es tierna y salina.
Es salada por momentos...
Pero por fuera divina.

Esa espuma saltarina.
La que moja los paseos.
Agua salada marina...
La espuma de los deseos.

Son tesoros que poseo.
Aunque los ladrones ronden.
Sin facto ni Prometeo...
Hay rincones que se corten.

Mirando hacia el mismo norte.
Veo barquitas marineras.
A mis espaldas un gran monte...
Con sus grandes escaleras.

Los marinos las veneran
Muchos guardan su dolor.
Es la amante en primavera...
La seducen con valor.

Un perfume embriagador.
Con el aire marinero.
Con un tiempo halagador...
Para quitarse el sombrero.

Hay valientes caballeros.
Que dicen ser sus amantes.
Todos buscan buen dinero...
¡Me dan risa y es chocante!.

Con gran calor sofocante.
Se levantaba la brisa.
Las damas van por delante...
Con sus caricias y risas.

Las parejas van deprisa.
Su desnudez por la arena.
Las damas que van a misa...
Lloran su angustia y su pena.

Las casadas su condena.
Las solteras en su albedrío.
Todas forman la cadena...
En la vertiente del río.

Calientes no tienen frío.
Las casadas y la paletas.
Oigo gemidos y sonrío...
Desnudas con buenas tetas.

Las mujeres en la Caleta.
Con su arena fina y roja.
Algunos con buenas tretas...
Hacen lo que les antoja.

Mi amado es de Cruces Rojas.
Mi compañero de cama.
De mi cuerpo lo que escoja...
¡Todas mis carnes en llamas!.

"Guti"."El Romancero".