domingo, 17 de julio de 2016

"UN MARIDO FUERA DE JUEGO".



"UN DIVORCIO CON RAZONES".

.- Sin conocer la razón;
de sus quejas y amarguras, 
con celos y con la pasión...
Veo al final mi sepultura.

Arrinconando mis dudas;
siendo fiel en mi ambición,
me acerqué a la rendición...
De aquella dama tan pura.

.- Según me cuentas y auguras;
yo me estoy enamorando,
ya me has descrito tus dudas...
Y tu te estás distanciando.

.- Aún creo estar soñando;
pero sólo encuentro penas,
soy hermosa y muy morena...
Mi cuerpo se va enfriando.

.- Veo que estás intentando;
despertar en mi la locura,
se me fue hasta la cordura...
Y esta historia va acabando.

¿Porqué si te estaba amando?;
¡yo te amo como siempre!,
pero tu no estás llamando...
Y acabé con débil temple.

Todo aquello que yo siembre;
en las rocas de la costa,
tengo en mis mejillas costras...
Desde el veinte de septiembre.

Harás que mi cuerpo tiemble;
las penas que yo no honre,
tu la has roto para siempre...
Con tambores y redobles.

.- Te deseché como hombre;
ya no quiero más castigos,
nunca seré una testigo...
¡No recuerdo ni tu nombre!.

Y mi nombre; ¡ni lo nombres!.
¡No recuerdes mis abrazos!,
busca a la mujer que compres...
Contigo tengo el fracaso.

.- ¡Yo te tuve entre mis brazos!;
besando tu linda boca,
tus maneras me provocan...
Mis penurias y tu rechazo.

.- Mi corazón en pedazos;
me engañas con tres vecinas,
tus pecados me alucinan...
¡Cada día!; ¿lo hacías a plazos?.

¡La más joven en tu regazo!;
en tu coche la segunda,
la madura el tercer caso...
¡Sin respuestas ni preguntas!.

"Guti"."El romancero".

"EL SER RUBIA NO DICE NADA".


 https://scontent-frt3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/13509061_1029270453787198_7800366414375421426_n.jpg?oh=12cd1733daac8bd9c9a4b33cf5ba762b&oe=57E8BC14

"EL COLOR DEL PELO NO IMPORTA".

.- Siendo morena de bote;
blanqueaban mis raíces,
con tantos líos y cortes...
Las rubias no es como dicen.

Somos como las perdices;
picoteamos el grano,
la gente no se desdicen...
Que las rubias nunca amamos.

Nosotras nos alegramos;
de ser tontas y traviesas,
en un kilo hay mil gramos...
¡Pronto hacemos la limpieza!.

Tenemos cuerpo y cabeza;
como ven somos hermosas,
hay morenas con tristeza...
Las hay tontas y orgullosas.

Nos cuentan cosas graciosas;
las rubias van a la cama,
son fáciles y preciosas...
Y a la vez; tienen más ganas.

Como mujer no me ganan;
de oficio soy camarera,
en el catre y en la cama...
¡Yo soy mujer de bandera!

Yo les amo a mi manera;
cierro la luz y la ventana,
podrida veo la madera...
Lo tapo con su almohada.

Quedo en su pecho montada;
noto su armamento duro,
en su vientre; hay bajada...
Al final él tiene apuros.

El dormitorio está oscuro;
siento sus manos en mis pechos,
noto las formas de un mulo...
Que me entra bien derecho.

Explicarles estos hechos;
me causa vergüenza ajena,
mi mirada va hacia el techo...
Mis suspiros no exageran.

Puede ser la primavera;
el volumen y su grandeza,
cuando la sangre se altera...
¡De zorra!; paso a princesa.

Hay gustos en las francesas;
por quedarse de rodillas.
¿Son religiosas condesas?...
¡Son viciosas las chiquillas!.

"Guti"."El romancero".

"CON LA CRISIS EN MI OFICIO".




"ESTOY ESPERANDO UN CLIENTE".

.- ¿Para que sirve la ropa?;
¡para encandilar al amante!,
me desnuda y ve mi popa...
Para mi es alarmante.

El que toca es almirante;
un viejo anciano podrido,
hay momentos sofocantes...
Hoy lo tengo de querido.

Me ha roto siete vestidos;
lo espero casi en pelotas,
aunque viejo; es pervertido...
Hace el esfuerzo y se nota.

Con mucha pena se agota;
¡ya pasó su edad madura!,
se asfixia cuando se corta...
¡Y no se le pone dura!.

A veces tengo una duda;
¿porqué gasta su dinero?,
si ya veo su sepultura...
¡Vendrá su infarto primero!.

De joven fue marinero;
en la academia fue listo,
hay enchufes por dinero...
¡En España eso se ha visto!.

Yo lo veo y me resisto;
pero existen las promesas,
se alimenta con buen pisto...
Lo veo contento en la mesa.

Me va rulando y me besa;
siento asco y me rebelo,
es viejo y un sinvergüenza...
Pero a ratos lo camelo.

Me toca el culo primero;
luego va hacia mis pechos,
es muy listo el marinero...
Exigiendo sus derechos.

Dispone en muy poco trecho;
se baja los pantalones,
me abraza y consigue un beso...
¡No hay corpiño ni calzones!.

Tiene experiencia y razones;
es el dueño y el que paga,
soy reina de corazones...
Y en el fondo hasta me halaga.

Siempre hay algo que regala;
cuando acaba su festín,
su pistolita la amaga...
Y yo lo veo muy feliz.

Soy hermosa y meretriz;
y es un cliente importante,
él se comienza a vestir...
En su barco es Almirante.

"Guti"."El romancero".