viernes, 19 de febrero de 2021

"ME ENAMORÓ CUANDO LA VI".


"YO ME QUEDÉ CON LA MADRE".

.-  Abrí la peluquería.
Se presentó una señora.
Se ha nublado hasta el día...
Entre lágrimas me llora.

.- Deje libre a mi amapola.
Estaba muy bien casada,
Dijo que a usted lo adora...
Y yo me encuentro cansada.

Su moral va de bajada.
A usted lo veo sonriendo.
Por motivos no encajaba...
¡Por dentro está muriendo!.

.- Señora no le comprendo.
Si no me llora la atiendo.
Por favor entre hacia dentro...
Como llora no la entiendo.

Me explicó en su comienzo.
Que se había enamorado.
Antes tuvo mil tropiezos...
¡Y por fin se había casado!.

Con sus sentidos pausados.
Admiraba su figura.
Su vocablo había avanzado...
Y concebí su hermosura...

Ella hablaba con soltura.
Su hija estaba aturdida.
Postrada con calentura...
¡Muy loca como pérdida!.

Soñaba cosas prohibidas.
Tan joven y tan hermosa.
Con veinte años en su vida...
Irrisoria y monstruosa.

Pocas veces era graciosa.
Tan joven con veinte años.
Otras veces orgullosa...
Aparentando hacer daño.

Nada sabía del engaño.
Era una bella empleada.
Hermosa para un apaño...
Y por mi desengañada.

La notaba enamorada.
Respondí en tales hechos.
Su madre me devoraba...
Y yo admirando sus pechos.

En un lugar tan estrecho.
Siendo su vivo retrato.
Me sentí loco y maltrecho...
Con su aroma y con su trato.

Sus razones ya la acato.
Sentada sobre la silla.
Sus bellos muslos aparto...
¡De tal palo tal astilla!.

Tres libros de la mesilla.
Son poemas con romances.
De mi Jerez y de Sevilla...
De melillenses con Tánger.

Termino este engranaje.
Y la acompañé a su coche.
Aparcado en mi garaje...
¡El comienzo de mil noches!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.