lunes, 18 de abril de 2016

"MI VIDA EN CUATRO PALABRAS".




"LA VIDA ES COMO UNA NORIA".

.- Me despiden de mi empresa;
mi mujer pidió el divorcio,
con historias tan complejas...
Ella se ha buscado un socio.

Mis vicios; mis deudas y ocio.
Sin dinero y sin oficio,
¡no duermo; estoy nervioso!...
Sin casa y sin beneficio.

Me toca hacer sacrificios;
no tengo hermanos ni padres,
de ocupa en un edificio...
Trabajo un rato en la tarde.

Veo el edificio que arde;
mis compañeros que corren,
aquel sitio era de balde...
Un bloque con cuatro torres.

Ya no me queda ni el nombre;
lo poco que yo tenía,
cuando antes yo era un hombre...
Poco a poco lo perdía.

Fueron infames los días;
con las noches en los cajeros,
muchas almas se vendían...
Bastantes eran extranjeros.

Sin mis vicios y sin dinero;
las monjas me alimentaban,
entre gentuza y trileros...
Sospechando que robaban.

Y mi interior se alarmaba;
me quedaba mi decencia,
entre ellos bromeaban...
Muchos tenían experiencias.

Desechando mi inocencia;
robé en los supermercados,
abandoné mis creencias...
Los recuerdos; me han marcado.

Otro más en el mercado;
de cinco o seis millones,
que el Gobierno ha abandonado...
Ellos tienen sus sillones.

Razonan sus opiniones;
son zorros hincando el diente,
corruptos roban millones...
Y tienen casos pendientes.

Ministros y los Presidentes;
los de antes y los de ahora,
quedan como reincidentes...
La Justicia colabora.

Cierto día vi a una señora;
creí ver a mi ex-esposa,
con la policía española...
Detenida y con esposas.

La vida tiene estas cosas;
el que la hace la paga,
yo la vi linda y hermosa...
En la cárcel no se halaga.

El encierro no regala;
ni la virtud ni el sosiego,
mi ex-mujer no era una maga...
Entró con su amante Diego.

"Guti"."El romancero".

Tremendo el coño que marca la madre, cortesía de videosdemadurasx.com