martes, 13 de marzo de 2018

"YO LA SEGUIA QUERIENDO".


 La imagen puede contener: una persona

"CON BUEN JAMÓN Y BUEN VINO".

El buen vino con jamón.
Armisticio al paladar.
Se departe con razón...
Trae consigo la amistad.


Hay que hacer y contrastar.
Beber vino por un tubo.
También hay que administrar...
Dar aquel que nada tubo.

¿Si el jamón es de jabubo?.
Y el queso de buena oveja.
Hay muchos; se quedan mudos...
Se olvidan de las lentejas. 


Hay ancianas que son viejas.
Hay mozas que se refrescan.
Dentro de chozas con tejas...
Los amantes van con gresca.

Piel de seda; tierna y fresca.
Con ojos como luceros.
Con buen vino se refresca...
Las cabezas sin sombrero.


Son honorables banqueros.
¡Sin que ninguno se ofenda!.
Practican los marineros...
Las damas no sueltan prenda. 

Se prosigue con la ofrenda.
Con tal fausta compañía.
El queso y vino; no ofenda...
Si mi amante lo ofrecía.


Ella me amaba y quería.
Una princesa altanera.
¡Yo me opuse en rebeldía!...
En el paseo la Alameda.

Una mujer de bandera.
Una belleza sin par.
Celosilla y verdadera...
Una dama para amar.

Muy fácil de conquistar.
Eran días de primavera.
Al poder administrar...
Sucunbieron las barreras.

Orgullosa y altanera.
Soñadora en el placer.
Cuando se viene a mi vera...
Y yo la empiezo a querer.

Todo empezó en el beber.
Me entraron escalofríos.
No cumplir bien mi deber...
Hubo cama en el desvío.

El embarazo no es mío.
Querellarse por amores.
En una noche de frío...
Se mueren hasta las flores.

Vinieron males de amores.
Por beber más de seis vasos.
Conformando los dolores...
¡Con vino!; llegó el fracaso.

El sol estaba en su ocaso.
Las calles las cubre el hielo.
El invierno fue un fracaso...
Con esa estación no puedo.

¡Allí comenzó mis miedos!.
Fue el comienzo de rencillas.
Fue en las afueras de Oviedo...
Entre caminos de arcilla.

Con las cosas tan sencillas.
Sin amor y sin cariño.
Se me pelan mis rodillas...
De admirarle su corpiño.

Los suelos llenos de piños.
Nos bajamos de mi coche.
Con la cunita del niño...
En su cabecera un broche.

.- ¡Dejad que venga la noche!.
Que se curen mis heridas.
No me hagáis mas reproches...
¡Yo ya no soy tu querida!.

.- ¿Aun no estáis arrepentida?.
Los cuernos tienen prestancia.
Aún sois mi prometida...
¡Y me habláis con arrogancia!.

He recorrido distancias.
¡Perdoné vuestros pecados!.
Con estilo y por vagancia...
Aún me encuentro enamorado.

"Guti". "El Romancero".