viernes, 8 de julio de 2016

"ENTRE SUEÑOS Y REALIDADES".




"UN FINAL LINDO Y HERMOSO".

.- Llegué a soñar con amores;
muchos días en la mañana,
he conocido pasiones...
Quedándose todo en nada.

Mis sueños con mi almohada;
la realidad es muy dura,
soñando a mi linda amada...
Era hermosa; linda y pura.

Con situaciones muy duras;
con peligros; así se llaman.
Con damas lindas y oscuras...
Con hembras muy castellanas.

Deje abierta mi ventana;
vi a lo lejos su figura,
su visión me deslumbraba...
Todo ella era dulzura.

Gran transito en la locura;
mi cerebro se estrellaba,
siendo una mujer tan pura...
A la cama me llevaba.

Era una noche estrellada;
mi percepción tenia dudas,
su boca que me besaba...
Y aumentó mi calentura.

Soñarla es una locura;
cercana con sus palabras,
noté sus carnes muy duras...
Me abrazó mientras me hablaba.

Sonriente contemplaba;
mi desnudez con su antojo,
mi cuerpo sobre la cama...
El orgullo vi en sus ojos.

Carnosos sus labios rojos;
sus pechos el de una sultana,
en su cara vi el sonrojo...
Con luz de la madrugada

Destellos en la ventana;
de la luna y la estrellas,
hermosa samaritana....
Preciosa linda y muy bella

El galope partió de ella;
mi abdomen le replicaba,
sus pechos que causan mella...
En mi pecho se apoyaban.

El fuego de sus miradas;
su desnudez y mi agobio,
con mis ojos la admiraba...
Como amante; era un demonio.

"Guti"."El romancero".


 

"¿FUE UN SUEÑO O FUE REAL?".

.- Generalizo los sueños;
con los ojos bien abiertos,
mi amada que tiene dueño...
Me lleva a estar inquieto.

El soñar si estas despierto;
queda el corazón herido,
besaba sus pechos prietos...
Oigo sus leves gemidos.

Rugen suspiros heridos;
en las noches más extremas,
con sus paros y alaridos...
Extenuada se queda.

Rozo su labios de seda;
son dulces como la miel,
son caricias que la queman...
Sigo besando su piel.

De la cabeza a los pies;
parada en muslos y cintura,
mi amada me ha dado un diez...
Al besar su rosa oscura.

Veo en sus ojos la locura;
empujando mi cabeza,
abriendo bien su apertura...
Y sus gemidos comienzan.

Un amante no lo piensa;
y sigue lamiendo el plano,
ya obtuvo su recompensa...
Sus esfuerzos no eran vanos.

El alma de un castellano;
se doblega fatalmente,
me acaricia con sus manos...
Con miradas inocentes.

Con mirar inteligente;
aproveché la ocasión,
con una ninfa indecente...
Llena de fuego y pasión.

¡Nunca creí en la traición!;
desperté muy sudoroso,
y aquel cuerpo tan hermoso...
Marchó de la habitación.

Nunca entendí la lección;
ella cumplió su deber,
la desbordó la pasión...
¿O me envolvió en su placer?.

No pienso; ni se que hacer.
No duermo y quedo despierto,
presumo del buen beber...
¡Eso no lleva a buen puerto!.

"Guti". "El romancero