jueves, 26 de noviembre de 2020

"YO NACÍ EN ANDALUCÍA".



"BUSCANDOME LAS LENTEJAS".

.- Dispensadme bella dama.
Soy nuevo y soy forastero.
Aunque guapo y sin dinero.
Las leyes no me reclaman...
Aunque no lleve sombrero.

.- ¿Buscáis entonces trabajo?.
Me hacen falta buenos brazos.
Mi cosecha lleva atrasos.
Mis ánimos cabizbajos...
Y mi cuerpo en cien pedazos.

Acepté el empleo gustoso.
Con mis bolsillos vacíos.
Le pregunté un desvarío.
.-¿Este pueblo es orgulloso?...
¿O son muy vagos y sin bríos?.

¡Siete mujeres en la hacienda!;
Con la patrona eran ocho,
Me dejaban como el corcho,
Derrumbado en la trastienda...
Apoyándome en el mocho.

Entrada la madrugada.
Con la luz de las estrellas.
Vi a la patrona tan bella.
Hermosa samaritana...
Con copas y una botella.

La luna en la ventana.
Desnuda húmeda y fresca.
Con sus labios me refresca,
Me abrazó junto la cama...
Me dijo: yo soy muy terca.

Abrazada a la almohada.
Daba gusto su trasero.
Sus entrepiernas un brasero.
De cuclillas era amada...
La ajustició el caballero.

Entró mi espada en presencia.
Mi buen hacer como amante.
Con sus gritos galopantes.
Al no tener descendencia...
Era estrecha y arrogante.

Yo también la visitaba.
Era hermosa como un cielo.
Me atormentaron los celos.
Las noches que me invitaba...
Deshacía pena y recelos.

Todo el día por los suelos.
Embarazadas quedaban.
A todas alimentaba.
Los maridos que se fueron...
¡Y los novios se ausentaban!.

Por las noches disfrutaban.
Cachondas y el mozo a punto.
A los dos años otro susto.
A las ocho le encantaban...
¡El follaje era otro asunto!.

Los nueve reían juntos.
Desnudos junto a la hoguera.
Bajadas las cremalleras
El dormir era otro asunto...
¡Eran damas verbeneras!.

¡Siete de cualquier manera!.
Venga vinos y toqueteos.
Al final de los magreos.
La pasión quema madera...
¡Los del Pueblo eran ateos!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.

"EL AMOR QUE LLENABA MI VIDA".


"ERA EL MOTOR DE MI VIDA".

.- Sentía lindas mariposas.
Con la mujer más soñada.
Doncella entre cien cosas...
Tan bella y tan deseada.

Me perdía con su mirada.
Con su pelo y con sus ojos.
Doncella bella y humana...
De admirarla me sonrojo.

Esos lindos labios rojos.
Con figura tan divina.
Llena de curvas y antojos...
Que mi visión adivina.

Su piel de canela fina.
Con sus piernas poderosas.
Que me aprisionan y atinan...
Con sus miradas hermosas.

Noches bellas y gloriosas.
Elogiándole sus pechos.
Siento tiernas mariposas...
Sin saber ni lo que he hecho.

Desnuda sobre su lecho.
Sus besos con lengua dulce.
Notando un gran leve peso...
Poco a poco la introduce.

Su poderío se traduce.
Con sus ansias silenciosas.
Donde ella dijo: La puse...
En el borde de su rosa.

Como una joya preciosa.
Cimbreante iba su cuerpo.
Con aromas de mil rosas...
Locuras que no recuerdo.

Lucen preciosos recuerdos.
Mi empecinada cordura.
Cuando revuelan los cuervos...
¡Nacen crudas sepulturas!.

¡Que portento y hermosura!.
Que pezones puntiagudos.
Lo suyo es una locura...
Con comentarios agudos.

Con un sadismo muy duro.
con bacilos que electrizan.
Paralelos a lo oscuro...
Me destroza y martiriza.

Sus caderas me hipnotizan.
Sus vaivenes me envenenan.
Con procesos que ella guisa...
Pero mis ojos veneran.

Retazos de ventolera.
Cuando terminó rendida.
Se durmió junto a mi vera...
Me abrazó comprometida.

Era la luz de mi vida.
La hoguera que da calor.
Siendo mujer tan querida...
¡Sólo irradiaba pasión!.

Autor: Jesús Gutiérrez Pascual.- Guti.