domingo, 30 de septiembre de 2018

"LOS MOMENTOS MÁS AMARGOS".


La imagen puede contener: una o varias personas y exterior

"ME SOBRAN LAS PALABRAS".

.- ¿En los divorcios quien gana?.
¿El hombre o la mujer?.
Los dos ya tiñen con canas...
¡Eso se tendría que ver!.

Hay dramas para beber.
Mujeres amenazadas.
Se acabó pronto el placer...
Muchas son asesinadas.

Hay mujeres avergonzadas.
Los hijos van a su cargo.
Son hembras enamoradas...
¡Pero llegan al hartazgo!.

Los divorcios son amargos.
Los comienzos son de miel.
Pero al final sin embargo...
¿Quien de los dos era infiel?.

La separación fue cruel.
Casi me deja en lo puesto.
Buscó un abogado fiel...
Dejándolo de repuesto.

Activó su presupuesto.
El divorcio quedó listo.
Su abogado obtuvo el puesto...
Era guapo y muy bien visto.

En la calle estoy por listo.
Ella obtuvo prioridades.
Yo me aguanto y me resisto...
¡Yo con mis calamidades!.

Esas son las tres verdades.
Se tenia que ir con tiento.
No gastar en necesidades...
Y negar los sufrimientos.

¿Donde están los sentimientos?.
La vida es un desconcierto.
Nunca aseguré que miento...
Por estar triste o contento.

Las personas con el tiempo.
Tras la rutina insufrible.
Yo me di cuenta a destiempo...
Que sin casarse es posible.

La pasión es invencible.
Pero a veces no hay remedio.
Sin  los derechos imposible...
Se pierden si no hay medios.

Con mi ex perdí mi premio.
Mi casa; coche y dineros.
Parecía una del gremio...
¡Besando a su jardinero!.

Sus vicios eran primero.
Viviendo bien los placeres.
Con sus guapos caballeros...
E incluso lindas mujeres.

Hay que hacer bien los deberes.
Como aquel que no compite.
Acabar con los quehaceres...
¡O pagar lo que rompiste!.

Más cuentan que el que repite.
¿Si está loco no es feliz?.
Es muy grave ese despiste...
Si reaparece un desliz.

Me entran ganas de reír.
El hombre bueno agradece.
La mujer no ha de sufrir...
Es hermosa y lo merece.

De todas formas parece.
Que ellas juegan con seguro.
La armonía se enrarece...
¡Lo creo os lo aseguro!.

No se respira aire puro.
Peleas y querellas vanas.
Hay momentos que son duros...
Por las tardes y las mañanas.

Se oye el cierre de ventanas.
Cada uno va a su cuarto.
Entre guarros y marranas...
Pasan al segundo acto.

Se terminaron los pactos.
Fluyen palabras oscuras.
Yo como hombre; ¡no acato!...
¡Su ex mujer es más madura!.

"Guti". "El Romancero".